Válido para las compras de lencería.
Promoción exclusiva para Península y Baleares
LLÁMANOS AHORA+34 965 926 960
ESTAMOS EN WHATSAPP+34 717 708 010

Picardías y Babydolls

más información
Talla
Color
Índice

    Los babydolls sexys son prendas de ropa interior (lenceria de encaje para mujer) popularmente conocidas como "picardías" o "saltos de cama".

    Sugerentes e insinuantes, los babydolls sexys son un accesorio imprescindible para potenciar la sensualidad, mostrando las partes de nuestro físico que más nos gustan y disimulando aquellas que nos hacen sentir menos seguras a la hora de levantar pasiones...

    Los babydolls sexys ofrecen la gran ventaja de ser una especie de vestidos sexys muy versátiles, de longitud y corte variable. Siempre hay un babydoll favorecedor para cada físico y talla, sin que las medidas sean un impedimento para ir divina con una prenda así. Solo hay que saber cuál nos sentará mejor de acuerdo con nuestro físico.

    Cómo sacarle partido al babydoll en tu día a día. Consejos prácticos.

    Babydoll de encaje princesa

    La mayoría de la lencería sexy resulta terriblemente seductora pero no siempre es muy cómoda para utilizarla a diario. La enorme ventaja de esta prenda de ropa íntima reside precisamente en su comodidad y en los numerosos modelos que existen: anchos, estrechos, abiertos, de cuerpo completo, escotados, cerrados, palabra de honor...

    Los babydolls son sexys precisamente porque con ellos podemos potenciar un pecho bonito pero también destacar los hombros, las nalgas o los glúteos. Además, hay diseños más románticos y juveniles u otros más atrevidos y que nos aportarán ese look femme fatale que tanto nos gusta emular a veces para seducir a nuestra pareja.

    A grandes rasgos, el babydoll es una prenda compuesta de un camisón sexy corto y un pequeño tanga, braguita o culotte a juego. La "gracia" del conjunto reside precisamente en mostrar la segunda pieza de lencería fina con el coqueto movimiento natural de quien lo luce.

    Babydoll sexy Alessandra Ambrosio

    Además, al ser muy cómodos, los babydolls sexys se pueden utilizar al diario tanto para seducir como para dormir, sin que sea necesario quitárnoslos o cambiarnos de atuendo una vez hemos "montado el numerito" para nuestra pareja, ¿se trata de estar atractiva siempre, no?

    Muchos babydolls sexys están fabricados con transparencias y encajes para realzar las curvas, pero en lo que suelen coincidir es en incluir en su tejido una proporción de lycras u otros textiles elásticos para aportarles flexibilidad y adaptarse al cuerpo, sin que tengan que quedar necesariamente ceñidos.

    Hay modelos de babydolls transparentes y de gasa y telas translúcidas totalmente flexibles, pero también hay otros con copas que sirven de soporte para dar forma al pecho y realzarlo. Todo dependerá del efecto más o menos natural que persigamos. Además, los babydolls pueden estar adornados con lazos o cintas estratégicamente situadas para desatarlas durante los juegos eróticos.

    Babydoll de encaje negro

    Si queremos disimular abdomen, por ejemplo, evitaremos los modelos de babydoll de abertura frontal y nos decantaremos por otros que tapen esta zona y destaquen otras más coquetas. Será esencial sentirnos cómodas y atractivas sea cual sea el babydoll elegido. La sensualidad radica en la confianza en ti misma.

    Para sacarle el máximo partido a tus babydolls no olvides llevar a cabo el lavar ropa interior, para que las prendas parezcan como el primer día.

    Busca babydolls sexys con los que te sientas identificada, que potencien lo mejor de ti y disimulen aquello que no te gusta. ¡Disfruta y viste tu lado más salvaje!

    Entra en el sensual mundo de los babydolls sexys femeninos y déjate sorprender por los diferentes modelos disponibles para explotar tus encantos con quien desees. Regala una muestra de tu encanto más natural y sugerente.

    Si te atreves con los picardias rojos, encenderás desde el minuto uno a tu pareja, ya que el rojo es el color de la pasión. Deja a un lado la rutina, y si es la primera vez que usas lencería roja, lo dejarás con la boca abierta.