Sujetador años 30Ya hace 100 años desde que el sujetador llegó a nuestras vidas. Su invención correspondió tanto a la necesidad como a la coquetería: Mary Phelps Jacob quería estrenar un vestido con la espalda al aire, algo que las cintas del corsé, ropa interior del momento, impedía.

La joven, agudizando el ingenio, fabricó el primer sujetador con dos pañuelos de seda, un cordel y un listón. La prenda tuvo tal éxito que Mary decidió confeccionar más para sus amigas y conocidas, y en noviembre de 1914 decidió patentar la invención, en vista de la demanda creciente de su producto.

No obstante, Mary, que pensaba montar un negocio, fracasó estrepitosamente, y al final aceptó una oferta de 1.500 dólares por los derechos de su patente proveniente de la Warner Brothers Corset Company de Bridgeport, en Connecticut, que vio un gran potencial en la idea de la neoyorkina.

No fue hasta los años 20 cuando llegó la tela elástica, similar a la de nuestros días, y en los años 30 el diseño se refinó con la aparición de las copas de tamaño estándar y el strapless.

Fue entonces cuando las tallas de sujetador se estandarizaron, gracias a la modista Ida Rosenthal, que clasificó las mamas de las mujeres según su tamaño y creo distintos modelos según esta variable y la edad. Rosenthal creó la marca Maidenform, con la que logró una gran popularidad.

¿Sabes calcular cuál es tu talla de sujetador?

Aunque las tallas se hayan estandarizado hace ya 80 años, lo cierto es que la mitad de las mujeres desconoce su talla real de sujetador.

Para saber si la talla que llevas es la correcta, coge una cinta métrica y mide:

  • La talla: mide tu tórax, justo debajo del pecho. Al número que te dé, súmale 15. Por ejemplo, si te da 80, el resultado será 95.
  • La copa: mide el contorno mamario, es decir, a la altura de las aureolas, siempre que tu pecho no esté caído. Si tienes el pecho caído, mejor mídelo con un sujetador sin relleno.
  • tabla-suje-m

    La diferencia entre la cifra de la talla (antes de sumarle 15) y la del contorno mamario nos dará la copa que tenemos. Es decir, si le restamos a la cifra del contorno mamario la de la talla, nos dará la copa. Siguiendo el anterior ejemplo, si nuestro contorno mamario es 95 y la cifra de la talla (antes de sumarle 15) era 80, nos da 15.

    calcula tu talla de sujetador

    Esto significa que tenemos una talla 95 copa B.

  • 10…….copa A
  • 15…….copa B
  • 18…….copa C
  • 21…….copa D
  • 24…….copa E

  • Y tú, ¿llevas la talla adecuada de sujetador?