Llevaba un buen rato esperándola. Ya estaba en ropa interior, tumbado en la cama de un hotel barato de la ciudad. Sábanas amarillas, almohadas roídas por los años, un papel pintado de los 70 y una luz febril que provenía de una lamparita de flecos, cubierta con un pañuelo de flores. La habitación era un espacio reducido y todo el decoro remitía a ese cuchitril en el que se había metido.

 No era un sitio muy acogedor pero él, se sentía muy a gusto porque sabía lo que le esperaba… Una mujer preciosa lista para entregarse a él.

 Viktor sabía que iba a disfrutar de esos 45 minutos que le correspondían. 45 minutos que le permitían sacarse de su vida rutinaria y olvidarse de todo. De su mujer, de sus obligaciones, todo.

 Sacó un reproductor de CD y lo enchufó. Una música lenta empezó a sonar, que, en vez de dinamizar la escena, parecía pararla en el tiempo. Al sonido del refrán de You and Me, Viktor se puso a soñar…

*********************************************************************

Original corpiño sexy de raso rojo combinado con encaje negro, CYC00151 Ella entró en la habitación y de repente, la burbuja en la que Viktor se había metido, se rompió por completo. Ya no tenía que soñarla, estaba aquí con él, en esta habitación. Empezó a mirarla desde abajo y distinguió unos tacones de aguja rojos, un trench de látex negro que le llegaba hasta la rodilla, unas medias atadas con ligueros y un corpiño de raso rojo, combinado con encaje negro y un tanga a juego.

Ella le sonrió como signo de aprobación y se dirigió hacia el bolso con el que había venido.

Viktor ya conocía ese bolso a la perfección, la mezcla de olores que se desprendía de aquel baúl de placeres, a base de esencia de jazmín, látex y cuero. Todo eso era señal de que el juego había empezado.

 Sacó algo del bolso, que Viktor no pudo distinguir y luego, se quitó el trench de látex, despacio, muy despacio…Viktor no podía creérselo, era testigo del striptease de una mujer preciosa, bajo esta luz infernal roja, que le enloquecía de deseo.

vela de masaje Aphrodisia

Ella continuaba el show y con un paso delicado, se dirigió hacia la mesita de noche, donde había dejado una vela de masaje Aphrodisia. Se acercó hacia la cama donde Viktor estaba tumbado y comenzó masajeándolo desde el cuello hasta su zona erógena que ya no tenía ningún secreto para ella. El masaje fue corto pero intenso, Viktor estaba al borde del precipicio orgásmico pero aún era demasiado pronto para dejarse llevar.

Sabía que le quedaban otros 30 minutos de placer y pensaba aprovecharlos hasta el último momento.

Luego, sacó unas esposas metálicas de su caja de pandora y se las puso a Viktor. El frio del metal contrastaba con el calor de su piel y le dio un escalofrió que le recorrió todo el cuerpo. Para quitarle esa sensación pasajera, ella se puso de rodillas y empezó a calentarle las muñecas pasando su lengua por encima. El sabor a metal le agudizaba todos los sentidos y ya lo único que quedaba, era esa sensación pura y dura del estado primitivo al que había llegado.

En ese momento, el tiempo se había parado por completo. Lo único que se oía era la música frenética de sus pulsaciones que latían cada vez más fuertes, más rápido…

 Viktor se dejaba llevar. A él, le encantaba que le dominara. Le gustaba ser el sumiso, su sumiso.

 -¿Dónde está tu mujer ahora Viktor? ¡Contesta!

-No está, no está… solo estas tú…”

***********************************************************************

Al cabo de un largo rato de lujuria, los dos amantes cayeron reventados sobre la cama. Ella encendió un piti, volteó hacia él y le dijo:

-Ya es hora de que volvamos a casa ¿No crees?

- Si Cariño, tienes razón, que tenemos que ir a por los niños al cole.”

FIN

Soy Amélie, bloguera de moda de lamodadeamelie.es.

IMG_20140105_114141-1-1-1

He viajado y vivido en sitios diferentes del mundo; todo eso me ha dado una visión más abierta de la moda, mezclando colores, telas y estampados. Tampoco puedo olvidar que nací en Francia, donde la moda es una religión.

 

En mi blog no sólo encontrareis posts sobre moda, sino también relatos que se enlazan con un estilo particular propuesto en la sección de moda. Cada relato tiene como personaje principal a una mujer, que nos va presentando su vida y su relación con la moda. Mi propósito era reunir mis dos grandes pasiones : la moda y la escritura.

¡Espero que os guste!